DERECHOS COMO PACIENTES

Los derechos de los pacientes son el eje básico de las relaciones clínico/asistenciales, conocerlos es garantía de que los puedas defender, tanto por el bien individual como por el propio sistema asistencial, que será más eficaz.

La autonomía del paciente como bien jurídico protegido surge como una manifestación de la libertad humana y del reconocimiento de su dignidad y valor de la persona, tal y como ha sido plasmada en la Declaración de los Derechos Humanos de 1948.

La ley fija su atención en el establecimiento y ordenación del sistema sanitario desde el punto de vista organizativo, destacando la humanización de los servicios sanitarios.

La organización sanitaria debe permitir garantizar la salud como derecho inalienable de la POBLACIÓN, mediante la estructura del Sistema Nacional de Salud, con escrupuloso respeto a la intimidad y dignidad de la persona y la libertad del usuario, salvaguardando la CONFIDENCIALIDAD de la INFORMACIÓN relacionada con los servicios sanitarios que se prestan y sin ningún tipo de discriminación.

Una serie de normas, tanto en España como en el resto de Europa han ido asegurando estos derechos. En nuestro país, podemos destacar:

– La constitución Española de 1978 reconoce la protección de la salud como un derecho fundamental (art.43).

La ley 14/1986, de 25 de abril general de sanidad, que establece los derechos y deberes fundamentales del paciente, así como los principios generales de universalidad y equidad.

La ley 41/2002, de 14 de Noviembre de AUTONOMÍA DEL PACIENTE y de los derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica de cuyo  desarrollo son responsables, en buena medida, las Comunidades Autónomas. Esta norma específica, completa, refuerza y da un trato especial al derecho de autonomía del paciente; merece mención especial la regulación sobre instrucciones previas que contempla los deseos del paciente expresados con anterioridad dentro del ámbito del consentimiento informado y trata con profundidad todo lo referente a la documentación clínica  generada en los centros asistenciales.

¿Cuales son los principios básicos?

1.- Los principios básicos que deben orientar toda la actividad encaminada a obtener, utilizar, archivar, custodiar y transmitir información o documentación clínica son la dignidad de la persona, la autonomía de su voluntad y su intimidad.

2.-Toda actuación en el ámbito de la sanidad requiere, con carácter general, el previo consentimiento del paciente, que debe obtenerse tras recibir una información adecuada, y por escrito, en los supuestos previstos en la ley.

3.- Todo  paciente o usuario tiene derecho a decidir libremente entre las opciones clínicas disponibles, después de recibir la información adecuada.

4.- El paciente o usuario tiene derecho a negarse al tratamiento, excepto en los casos que determine la ley. La negativa debe constar por escrito.

5.- Los pacientes o usuarios tienen el deber de facilitar los datos sobre su estado físico o sobre su salud de manera leal y verdadera, así como el de colaborar en su obtención, especialmente cuando sean necesarios por razones de interés público o con motivo de la asistencia sanitaria.

6.- Todo profesional que interviene en la actividad asistencial está obligado no sólo a la correcta prestación de  sus técnicas, sino al cumplimiento de los deberes de información y de documentación clínica, y al respeto de las decisiones adoptadas libre y voluntariamente por el paciente.

7.- La persona que elabore o tenga acceso a la información clínica está obligada a guardar la reserva debida.

Estos principios se materializan a través del reconocimiento de unos derechos a favor del paciente, entre los que destaca:

  • Derecho a la información.
  • Consentimiento informado.
  • Derecho a la intimidad y confidencialidad ( L.O. 15/ 1999 de 13 de Diciembre de protección de datos de carácter personal).

 Son derechos de tal importancia que merecen ser objeto de un estudio pormenorizado

Además, tenemos como pacientes, otros medios para defendernos ante las autoridades sanitarias:

HOJAS DE RECLAMACIONES, QUEJAS, SUGERENCIAS Y AGRADECIMIENTOS: sirven para presentar nuestras sugerencias relativas a la creación, ampliación o mejora de los servicios prestados y reclamaciones por la tardanza, desatenciones, retrasos o cualquier anomalía del funcionamiento de los mismos.

ÁREA DE ATENCIÓN AL PACIENTE: existen en casi todos los centros hospitalarios y tienen como misión fundamental la orientación al paciente y familiares sobre las prestaciones sanitarias, información relativa a los derechos de los mismos e integración de sus opiniones en la organización del centro.

ASOCIACIONES DE PACIENTES: agrupaciones de personas físicas unidas por padecer una patología y que buscan agruparse o el mutuo apoyo, en el mejor conocimiento de la enfermedad y la información al resto de los ciudadanos sobre la prevención y los tratamientos de la misma.

La ORGANIZACIÓN DE CONSUMIDORES Y USUARIOS cuenta con la línea OCU-salud que pone a disposición de sus suscriptores un grupo de profesionales para ayudar y orientar sobre los temas más variados relacionados con la salud y el bienestar. Además los socios de la OCU tienen un completo equipo de expertos asesores a su servicio: más de 100 abogados dispuestos a ayudarte a defender tus derechos.

DERECHO A LA GRATUIDAD DE LA JUSTICIA, proclamado en el art. 119 de la C.E., dentro de un marco legal y cumpliendo unos requisitos. De este derechos se pueden beneficiar principalmente las personas con escasos recursos económicos.

 

Y sobre todo debemos tener presente que

 

“NO HAY NADIE TAN FUERTE QUE PUEDA HACERLO SOLO, NI NADIE TAN DÉBIL QUE NO PUEDA AYUDAR”

69115a90937ea5871bb9647e43c656e8

 

Un derecho no es un regalo

 Derecho es un deber hacia las personas que no se debe negar

Como su nombre indica, se llaman DERECHOS, NO  FAVORES